Redes comerciales externas

Todos somos conscientes que en un momento como el actual, el modelo económico se está transformando y surge la necesidad en las empresas de acelerar la innovación. Además, el ritmo de la evolución tecnológica introduce una presión sobre la empresa en su conjunto que  en estos momentos no todos son conscientes del impacto en aprovechar la ventana de oportunidad.

 

Pero….vayamos unos años hacia atrás para entender cómo hemos llegado hasta aquí.

Debido a la fuerte crisis, las empresas han tenido que abandonar un modelo de distribución basada en una plantilla propia y centrarse en mejorar su ratio de efectividad y de paso aligerar su balance.  Se podrá estar de acuerdo o nó, pero muchas empresas es lo que hicieron, y esta acción conllevó la salida del mercado laboral de personas altamente cualificadas y con una larga experiencia.

Pero….los números son los números…. y lo que toca es reinventarse!!

Una empresa que en su día decidió reducir su equipo comercial para centrarse en su “core business” tiene ahora una necesidad de actuar sobre los costes pero quiere medir el ratio de conversión de ventas con un equipo especializado y para ello lo que hace es recurrir a redes comerciales externas. Esta acción para la empresa  implica no tener costes de contratación ni dimensionamiento de la red comercial, dando lugar a una flexibilidad que permite a las empresas adaptarse a las fluctuaciones de la actividad.

Las redes comerciales externas son equipos altamente cualificados, formados, con hambre de salir a vender y que generan una mayor eficacia frente a las redes propias, porque en su contrato está estipulado los resultados que sean capaces de ofrecer a su cliente.

De lo que se trata es de asegurar el máximo rendimiento a los clientes y todo se puede realizar estableciendo un engranaje perfecto. ¿Cómo?

  1. La fuerza de ventas externa recibe de la empresa una formación “in company” para conocer las peculiaridades y necesidades de los productos o servicios que va a representar al mercado.
  2. Se estableces por parte de las redes externas los OBJETIVOS de clientes potenciales y cuales son las necesidades reales.
  3. Se diseña una propuesta de valor relevante que contenga un PLAN y la cronología para satisfacer las necesidades planteadas en los objetivos.
  4. Se pasa a la ACCIÓN, convirtiendo las hipótesis a hechos probados.
  5. Algún elemento no será posible y se tendrá que reajustar (causa à efecto), estableciendo para ello MÉTRICAS de informe de resultados y que puede ser bajo la periodicidad, formato y detalles que más cómodo resulte al cliente.

Las empresas que están utilizando una red comercial externa tienen una clara ventaja de volver a empezar a captar nuevos clientes con el objetivo de promover la fidelización y todo ello partiendo de un nuevo talento que necesita de la tecnología y sobre todo, establecer con sus clientes verdaderas relaciones que les proporcionen a ambos un claro beneficio asociado a crecimiento.

 

 

 

 

Share This:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *