Transformación digital

Hace un par de semanas estuve en una comida de trabajo con uno de los mayores expertos en Market intelligence, cuyo objetivo partía de la concentración de un nº de empresas para que participáramos todos en torno a un tema concreto: La transformación Digital.

Siempre aprendo cosas nuevas en este tipo de evento, pero reconozco que me quedé pensativo con un par de cosas. Un primer tema que me llamó más la atención, fue la rapidez en llevar la conversación hacia la seguridad en la nube y una segunda, fue la falta de las grandes empresas en explorar con las startup cuál es su el modelo de trabajo que las hacen ser más ágiles.

Como primer tema, soy muy consciente que el tema seguridad es clave para determinados negocios (por ejemplo, banca) pero ¿qué ocurre con el resto que no tiene esa madurez tecnológica?

Te guste o no, estamos metidos de lleno en un mundo digital, donde la prioridad de las empresas debe partir en buscar nuevos modelos de negocio dentro del proceso de cambio acelerado que vivimos, y para ellos debemos llevar a cabo nuevos procesos de innovación que nos permitan ser más ágiles, y que es un proceso de transformación continua.

La aparición de tecnologías disruptivas, tiene como primer impacto en la empresa un cierto rechazo, y por lo que veo en algunos clientes, la reacción conlleva a una completa paralización. Pero ¿a que puede deberse esta paralización? Desde mi punto de vista, parte de dos premisas:

1.      Cómo llevo a cabo un proceso de transformación Digital (cuál es la estrategia)

2.      Para qué necesito llevar a cabo este proceso (ejecución con prueba – error – mejora)

Tenemos una gran obligación (labor de pedagogía) en ayudar a las empresas a identificar los objetivos que aporte luz a tomar decisiones que den respuesta al fenómeno digital.

Si estás pensando en abordar un proceso de transformación digital en tu empresa, lo primero que debes partir es en un consenso en la cultura empresarial interna, partiendo de un alineamiento en la identificación de un problema y asignado prioridades en la resolución de dichos problemas.

¿Qué grado de madurez tiene tu empresa?

1.      Adopción. Incorporando nuevas tecnologías para aumentar tu competitividad. Necesitas conocer y ver de primera mano cómo trabajan las startup para identificar como operan y porqué son agiles. Explora su metodología (agile, lean…) y cómo incorporan infraestructura de procesos en la nube.

2.      Descubrimiento. Tu empresa ya dispone del talento interno con un grado elevado de madurez digital, pero no tiene las herramientas para llevar a cabo este nuevo proceso. Se trata de evolucionar buscando nuevos procesos que ayuden a tu empresa a tener un fuerte impacto, para conseguir viabilidad del mismo. Considero importante un punto de partida con herramientas de analíticas que permitan visualizar modelos descriptivos como predictivos.

3.       Disrupción. Aprovechando todo el potencial en la agilidad del modelo empresarial, se trataría de entrar de lleno en un proceso de innovación aprovechando las nuevas tecnologías que te permita evolucionar tu modelo de negocio creando uno nuevo.

4.      Anticiparse. Se puede decir más alto, pero no más claro. La tecnología no es un fin, sino la palanca que te permite anticiparte a las necesidades de mercado. Se trata de generar nuevas capacidades de cambio, de forma continuada (de vital importancia) que te ofrezcan explorar nuevos modelos de negocio donde puedas adentrarte en nuevos ciclos de vida de tu producto.

Todo modelo de transformación digital exige de un liderazgo que sepa impregnar a toda la cultura de la empresa un nuevo planteamiento que cubra 4 fases: impulsar, retar, enfocar y movilizar.

La Start up tiene mucho poder de impulsar, retando con nuevos modelos de negocio que te enfocan a crear un plan de acción, donde movilicen a las personas a un cambio cultural que ha venido para quedarse.

¿Te atreves?

 

Share This:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *